02
Apr

Metodologías Ágiles

Tradicionales vs. Agiles

Haciendo una rápida comparación entre metodologías tradicionales de recursos humanos y metodologías ágiles veremos lo siguiente:

Capacitación

  • Tradicional: Abordaje medicinal al aprendizaje: se capacita a quienes tienen un nivel de rendimiento menor al deseado.
  • Ágil: Entorno de aprendizaje continuo: se brindan constantemente oportunidades de aprendizaje y crecimiento

Reclutamiento

  • Tradicional: Se contratan empleados en respuesta a posiciones vacantes o nuevas tareas
  • Ágil: Se invierte en las capacidades de los empleados y se cultivan de relaciones con talentos a través de múltiples canales

Funciones

  • Tradicional: Se consideran los distintos puestos como pequeños elementos de un complejo engranaje, que siempre dependen de tareas específicas
  • Ágil: Se considera el rendimiento diario de los empleados como un elemento esencial de la cultura de trabajo que contribuye directamente a la misión y los valores de la organización

Cambios

  • Tradicional: Se ponen en marcha sistemas diseñados cuidadosamente luego de varios meses o incluso años de estudio:
  • Ágil: Se ensayan iniciativas en menor escala y con mayor especificidad, contando con rápido feedback sobre su utilidad

Desarrollo Humano

  • Tradicional: Se ve el área de recursos humanos como un departamento dedicado al control de los empleados que acciona en respuesta a su comportamiento
  • Ágil: El área de recursos humanos se encarga de alentar a sus empleados para que encuentren motivación interna dentro de un espacio de colaboración

Indicadores

  • Tradicional: Medición burocrática: el éxito se mide en los papeles, en el cumplimiento horario y planillas
  • Ágil: Medición intangible: el éxito se mide en términos de retención, niveles de satisfacción de empleados, niveles de innovación y de compromiso con la organización

 

Las 3 Cualidades

Si algo debemos aprender de las metodologías ágiles es que nos permiten pasar de la reacción a la planificación, de solucionar problemas a aprovechar las oportunidades. No se trata más de emparchar, sino de medir y anticipar. Pero para que la medición sea efectiva debe contar con tres características:

  • Debe ser accionable, esto es saber sobre qué produce un efecto,
  • Debe ser accesible, todos deben saber que significa,
  • Debe ser auditable, es decir, debe coincidir las distintas realidades.

Las metodologías ágiles dejaron de ser propias de los startups para pasar a ser herramientas internas de las grandes organizaciones. El ciclo “construir, medir, aprender” es una herramienta más de la comunicación interna.

“Lo que no se define, no se puede medir.

Lo que no se mide, no se puede mejorar.

Lo que no se puede mejorar, se degrada.”

Lord Kelvin

 

Comments ( 0 )

    Leave A Comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *